lunes, 6 de enero de 2014

Melchor y Papá Noel son la misma persona

Que emocionante despertarse y encontrar debajo del árbol (de pared) un montón de regalitos y por si fuera poco un mensaje escrito de puño y letra de parte uno de los Reyes (no sabemos de cual porque no firmó la nota) en la pizzarrita que hay en la habitación.

Claro, ahora caigo  que se me olvidó decir que la habitación 616 tiene una whiteboard (pizarra blanca) que nos viene de perlas para apuntar cositas como el número de neutrófilos (que siguen bajando, jo) la temperatura del Duende, el peso....y como en este caso, sirve muy bien para que dejen mensajitos amorosos. Papá Noel también dejó uno...Más majos todos.

Pero no me lío más y te cuento lo que es importante de verdad en este día tan especial lleno de risas, alegrías,  Oh!! Uh! Halaaaa!! Que guay!!...... Si, todo esto. 

Y es que la cosa no terminó ahí. Los Reyes se portaron super mega bien porque además de dejarle al Duende unos regalitos mientras dormía y de escribirle un mensaje tuvieron tiempo para pasarse por el Hospital y visitar a todos los peques esa misma mañana....ainssss, que ilusión! Y aquí no termina la historia........madre mía ya sé que estas temblando....¡¡¡también vino la Tuna!!! ¡¡BRAVO!!

Fue super ideal y eso que de los nervios el Duende vomitó y se perdió la mitad del acontecimiento con eso de que había que limpiarlo y cambiarle de pijamita.

Lo mejor, por supuesto, fue cuando Melchor y Baltasar vinieron en cuerpo presente a nuestra habitación...aunque eso no tiene mérito porque ya se conocían el camino... El caso es que le trajeron al Duende, agárrate a la silla, DOS REGALAZOS MÁS.

El Duendecillo tuvo un lapsus mental y a la hora de agradecerle los regalos a Melchor dijo.

Gracias Papá Noel

A Melchor no le hizo mucha gracia el despiste pero cómo es un Rey y tiene modales de Rey supo guardar la compostura a la perfección....(jejejeje....Pero yo lo noté. Bajo esa barba blanca, espesa y muy tupida había una mueca de disgusto)

No culpo al Duende por equivocarse  porque  quitando la capa de Rey, la corona de Rey, las vestimentas de Rey y dejándolo en boliches Melchor y Papá Noel se dan un aire.

IGUALITOS, ¿VES?

4 comentarios :

  1. ¡Clavaos! Si es que el duende es muy listo. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los niños nos dan lecciones magistrales.

      Eliminar
  2. Jejejeje, es verdad. Por eso mi Rey preferido siempre ha sido Baltasar, a ése no se le confunde, jiji.

    ResponderEliminar

Gracias por tus blablablas