viernes, 13 de diciembre de 2013

Centrándonos en lo positivo

Basta ya de quejas!!

Esto me lo digo a mi misma porque estoy hasta el buyuyu de quejarme cuando lo que tendría que hacer es saltar de alegría de que mi Duende esté tan genial.

Vale, que la habitación es pequeña pero.... si que es verdad que disfruto de tener al Duende a mi ladito cuando duerme y me alarga la manita para tocarme.
Vale, que la persiana sigue rota después de tres días desde que se rompió pero podría haber sido peor. Podría haberse quedado subida y no bajada y entonces eso si que hubiera sido un rollo sobretodo a la hora de dormir.

Lo importante de verdad es que estamos a día +9 y el Duende sigue divino.
Ha hecho de la cama su campo de juegos a falta de otro espacio.
Come un montón, cosa extraña en estos casos pues los peques suelen perder el apetito con los medicamentos.
Está feliz y no para de sonreír.

Además hoy han venido los chicos de musicoterapia y ha sido genial estar un ratito escuchando música en vivo y en directo.....pero que conste que nosotros todas las tardes a la hora del baño le ponemos la banda sonora de Amelie que le encanta porque sabe que es la música que yo le ponía cuando estaba en mi tripita.

Ayer también nos visitó la Doctora Lunarcita (licenciada en la Universidad de Jajajarvard) y nos divirtió con sus juegos y sus canciones....(hago un inciso para decir que la Doctora Lunarcita me recordó mucho mucho a la Doctora Cariburí pero shhhhh, que a lo mejor es un secreto o es que son gemelas)

Vamos, que dentro de lo malo estamos estupendamente y eso es lo que hay que valorar.


Por eso hoy hemos cambiado el chip porque no podemos estar quejándonos todo el rato ya que el Duende nota nuestro mal estar y él también lo pasa mal. HAY QUE SER POSITIVO y en eso no me gana nadie.

Así que la próxima vez que a Papá o a mi se nos ocurra quejarnos miraremos hacia el Duende y todo arreglado ooooo le pediremos a alguien que nos de un pellizco de monja (así nos quejaremos con razón)

2 comentarios :

  1. Veo que has vuelto a usar tu mante de la felicidad ¡¡así me gusta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante tenerla a mano cuando viene la bajona

      Eliminar

Gracias por tus blablablas