sábado, 30 de noviembre de 2013

Hickman Out

El Hickman es un catéter que le pusieron al Duende una semana antes de ingresar para así facilitar el suministro de medicamentos.

Para ponérselo tuvieron que dormirlo y hacerle una especie de operación.
Anoche se enganchó y del tirón se arrancó.

Hoy al llegar papá me ha contado lo que pasó.

Si ya estaba agobiada por lo pequeña que es la habitación ahora lo estoy más y es que, por mucho que papá no pare de echarse la culpa y se sienta fatal, la culpa es del espacio. No tengo duda.

La bomba se engancha en todos lados.
Ir al baño es una odisea porque hay que apartar y esquivar obstáculos que se interponen y si además sumamos que el Duende es un niño de tres años que se mueve sin parar y al que le gusta corretear pues ya ni te cuento. MISIÓN IMPOSIBLE...chan chan, chan chan chan chan tiroríii tiroríiii tiroo.

Es tan tan tan grande mi agobio que he estallado...bueno, estallar es una palabra demasiado exagerada...mejor dicho...me he derrumbado un poquitín y tanto papá como yo le hemos expresado nuestra queja a la enfermera jefa porque.....¡¡¡JOLINES, LA HABITACIÓN DE AL LADO ES EL DOBLE DE GRANDE Y ESTÁ VACÍA!!!

Pero nada....mis lágrimas y mi agobio no han servido de nada porque, tal y como me explicaron el otro día, esas habitaciones están destinadas a niños más grandes y aunque la enfermera no tiene ni idea de si está previsto algún trasplante no pueden arriesgarse.

En fin....hoy es un mal día sin más.
El Duende tiene hambre y no para de quejarse porque lleva desde anoche sin comer nada.
Papá está triste muy triste porque se culpa de lo que está pasando y encima también lo pasa mal al verme a mi tan agobiada. 
Y yo me he quitado la manta y he estado un buen rato soltando lagrimones hasta que me he puesto a escribir....al final va a ser que va a ser un super mega regalo. Gracias Santy eres la mejor.


Mañana será otro día y seguro que mil veces mejor que este.

2 comentarios :

  1. Qué frustrante lo de la habitación. En serio que tiene que ser por un motivo, pero ese no puede ser. ¿Un niño más grande? Qué más da la edad, si son niños igual, y tanto ellos como sus familias necesitan espacio. ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el motivo fue que nos tocó. El azar, la suerte...no sé.

      Eliminar

Gracias por tus blablablas